Un paseo por el desierto florido

3
Vallenar, Huasco, Carrizal Bajo y el Parque Nacional Llanos de Challe, son el epicentro de lo que se conoce como “desierto florido”. Este es el resultado de un invierno con precipitaciones en la zona austral del desierto de Atacama, el más árido del mundo.
Ruta costera C-326

Ruta costera C-326, al norte de Carrizal Bajo.


Cada 3 a 5 años las precipitaciones en el desierto de Atacama se dejan caer sobre el seco suelo, el agua penetra la superficie en búsqueda de un contacto muy importante; un conjunto de semillas han esperado este momento para comenzar un ciclo de crecimiento, para terminar en un evento botánico maravilloso, un espectáculo natural de los más llamativos en el mundo, el “desierto florido”.

Este 2017 ha rebosado las expectativas de florecimiento de los últimos 20 años, personalmente he registrado este evento desde octubre del año 2000, y caminando con mi asombro fui preguntando a los lugareños en que año vio algo similar; los más antiguos decían 1957, otros 1987, otros más en 1997.

Como la belleza es subjetiva es mejor constatar personalmente, aún queda, pero hay que tener en cuenta que ya está comenzado a despedirse esta versión 2017. Así que anote, porque uno como el visto en estos días, viene para el 2027, quizá 2037, o bueno siga, pero agréguele al final un 7.

Parque Nacional Llanos de Challe

Parque Nacional Llanos de Challe.

Malvilla

Malvilla, Cristaria gracilis

Malvilla

Malvilla, Cristaria gracilis

Pata de guanaco, Cistanthe grandiflora

Pata de guanaco, Cistanthe grandiflora

Suspiro blanco, Nolana acuniata

Suspiro del campo, Nolana paradoxa

Añañuca roja, Rhodophiala phycelloides
Parque Nacional Torres del Paine

Añañuca amarilla, Rhodophiala bagnoldii

Cacatúa, Schizanthus candidus

Diente de león,
Huilli

Huilli, Leucocoryne coquimbensis

Lirios del campo

Lirios del campo, Alstroemeria magnifica

Terciopelo, Argylia radiata

Ruta costera C-470, al norte de Huasco.

Ruta 5, 35 km al norte de Vallenar.

La más buscada…

Garra de león roja

Garra de león roja, Bomarea ovallei

Garra de león roja

Garra de león roja, Bomarea ovallei

Garra de león amarilla

Garra de león amarilla, Bomarea ovallei

Garra de león amarilla

Garra de león naranja, Bomarea ovallei

Un poco antes, un poco después, el ciclo comienza nuevamente.

La estación seca y larga, vuelve inevitablemente.

Fotografías: yamilhussein.com@yamilhuss

Share on Facebook36Tweet about this on TwitterShare on Google+0Email this to someone

3 Comentarios

  1. Ximena Villalobos dice:

    Fantástico, asombroso este evento botánico como bien describe en el artículo. No sé si puedo ir pero quedan anotados los datos! Muchas gracias!

  2. Catalina Rojas dice:

    Que hermoso espectáculo! Las fotografías bellísimas!

  3. Javier dice:

    Hermoso trabajo, Felicidades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *